Autorizan el aborto a una chica de 13 años violada

 

Se hará en un hospital público. El violador sería la pareja de su abuela. Está preso.

 

Por: Clarín.com

 

La justicia de Río Negro autorizó la realización de un aborto a una niña de 13 años, embarazada tras una violación, por considerar que implica un riesgo para su salud. El fallo determinó que la intervención deberá hacerse en el Hospital Zatti de Viedma.

El embarazo fue detectado por una ginecóloga, quien revisó a la nena cuando su madre se dio cuenta de que tenía un atraso en la menstruación. Tendría 14 semanas de gestación.

Esto a su vez dejó al descubierto la violación. La nena habría revelado haber sido abusada por la pareja de su abuela, un hombre de 64 años. Fuentes judiciales señalaron que "el hombre involucrado se entregó tiempo atrás en la comisaría 1ª adjudicándose la autoría del delito, por temor a las represalias de los familiares de la niña".

Según consta en el amparo, el hombre venía abusando de la nena desde hacía un año. La o las violaciones se investigan por separado en la justicia penal. La nena cumplió 13 años el 19 de marzo, por lo que tenía 12 años al momento de esa violación. En ese caso, al abusador podría corresponderle una pena de 3 a 6 años de prisión; pero si se comprobara que los abusos se iniciaron cuando aún tenía 11 años, la pena sería de 6 a 15 años.

Ante la certeza de que la nena estaba encinta, sus padres pidieron en el Hospital Zatti la interrupción del embarazo, por considerar que se encuadra en uno de los casos de aborto no punible, por representar un peligro para la salud de la madre, que no puede ser evitado por otros medios. Pero el director del hospital solicitó una autorización judicial, por lo que los padres presentaron un recurso de amparo.

La Cámara en lo Criminal de Viedma consultó a todos los integrantes del equipo de salud que la atienden en el Hospital Zatti y pidió una pericia psicológica realizada en cámara Gesell. Hubo además un informe socioambiental y una audiencia que también incluyó a las defensoras por la nena y por el ser en gestación.

El camarista Jorge Bustamante –primero en emitir su voto, refrendado por el juez Pablo Estrabou– hizo lugar al amparo por entender que "de continuar el embarazo (...) se le causa no solamente un daño actual en la psiquis a la niña, sino también puede generarle (...) una patología psiquiátrica severa e irreversible". Esto, según el juez, encuadra en lo establecido por el Código Penal, pues "se refiere al derecho a la salud 'integral'". Señaló además que el tener que asumir "el deber natural de madre" sin ser independiente ni estar capacitada, implicaría "condenar también al niño por nacer".

Hubo un voto en disidencia del juez Francisco Cerdera: por un lado dijo que no hacía falta autorización judicial por encuadrar en la ley, pero por el otro expresó que no existe riesgo para la salud de la nena violada, quien tendrá que "asumir la inevitable maternidad".

Fuente: Diario «Clarín», Sección “Sociedad”, 21 de mayo de 2009.

 

             

                               adnlinea.gif (9163 bytes)