Los jóvenes y el consumo de droga

 

Una estadística de Naciones Unidas encuentra que el consumo de marihuana en las escuelas está aumentando y, aunque es más bajo que en otros países, se trata de una tendencia inquietante.

Según el Informe Mundial sobre Drogas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), basado en estadísticas oficiales argentinas, en los últimos seis años el porcentaje de alumnos de la escuela secundaria que fuman marihuana pasó del 3% al 8%. Esta cifra es mucho más baja de la que se registra en otros países, como Estados Unidos con un 25% o Chile con 18%. Sin embargo, mientras en otros países los porcentajes están estabilizados o tienden a decrecer, en la Argentina aumentan.

El mayor consumo de drogas es registrado no sólo por las estadísticas sino por la experiencia de docentes y servicios de salud. Se trata de una evolución dañina para la salud y las capacidades cognitivas de los chicos. En los casos extremos, la necesidad de droga puede llevar a los chicos a integrarse en las redes de distribución minorista del narcotráfico.

El cuadro descripto refleja una crisis de valores y, en un lugar preponderante, la falta de atención por parte de las familias y el debilitamiento de la figura paterna. Para combatir esta situación es necesario, más que penalizar el consumo, atender las causas del recurso a las drogas trabajando sobre las familias y los chicos. La escuela tiene, en esta tarea un lugar y una responsabilidad fundamental.

Según una estadística de Naciones Unidas sobre datos oficiales, el consumo de drogas entre los secundarios está aumentando. Debe tratarse trabajando sobre las familias y los jóvenes.

 

Fuente: Diario «Clarín», Sección “Opinión”, 02 de julio de 2009.

 

 

                               adnlinea.gif (9163 bytes)