Polémico juicio a una mujer en Sudán

Acusada de impudica

Recibiría 40 latigazos por usar pantalones

JARTUM.- La policía usó ayer gases lacrimógenos para dispersar una manifestación en la capital de Sudán en apoyo a una mujer que podría ser condenada a 40 latigazos por usar pantalones en público y violar, de esta manera, el código de vestimenta musulmán.

Lubna Hussein, una ex periodista y ex empleada de Naciones Unidas en Sudán, compareció ayer ante los tribunales acusada de vestir pantalones y cometer así un acto indecente, pero el magistrado postergó la audiencia para el 7 de septiembre, ya que quiere determinar si la mujer podría beneficiarse con la inmunidad que le otorga trabajar para la ONU.

Sin embargo, Hussein insistió en que quiere ser juzgada y subrayó que renunció a su cargo para que el proceso siguiera su curso. "La Corte no debería haber postergado el juicio. No tengo miedo del veredicto", declaró la mujer.

Hussein fue arrestada el 3 de julio junto con otras 12 mujeres en una redada de la policía de orden público en un popular café de Jartum por vestir pantalones.

Los casos judiciales por indecencia son habituales en Sudán, dividido entre el Norte, de mayoría musulmana, y el Sur, mayormente cristiano. En este país se considera indecente vestir pantalones, según la interpretación de la ley islámica que fue adoptada por el régimen islámico sudanés, que ascendió por un golpe militar en 1989.

Agencias AP, AFP y Reuters

Fuente: Diario «La Nación», Sección “Exterior”, 05 de agosto de 2009.

             

                               adnlinea.gif (9163 bytes)