Pedirán otro aborto terapéutico en Mendoza

INVESTIGAN SI HUBO ABUSO SEXUAL DE UNA DISCAPACITADA

La familia de una chica de 15 años con deficiencia mental detectó que estaba embarazada. Recurrirán a la Justicia para interrumpir la gestación.

http://ds.clickexperts.net/iserver/site=CR_CRITICADIGITAL/area=CR_CRITICADIGITAL.ROS/camp_id=01/aamsz=PIX

La familia de una adolescente de 15 años que presuntamente padece de un importante retardo mental pediría a la Justicia de Mendoza que se le practique un aborto terapéutico, ya que lleva adelante un embarazo de 17 semanas.

La joven ingresó al Hospital Paroissien de la ciudad de Maipú la semana pasada y, según un comunicado del Ministerio de Salud, "al ingreso, fue medicada de urgencia e internada para su mejor control y tratamiento".

"Durante su internación se le diagnosticó un embarazo de 17 semanas mediante exámenes clínicos, ecográficos y de laboratorio, con una buena evolución clínica y obstétrica", indicó la información oficial.

El caso fue informado por el diario Uno de Mendoza y precisó que se encuentra a cargo de la jueza María Cecilia Zavattieri, del Tercer Juzgado de Familia, mientras la fiscalía de Luján-Maipú, será la encargada de determinar si la chica fue víctima de un delito sexual.

Según trascendió de fuentes médicas, la joven ingresó al centro asistencial con "convulsiones tónico-clónicas", ya que tendría antecedentes de epilepsia, pero cuando fue sometida al control médico, se le determinó su estado de gravidez.

Las mismas versiones publicadas por el diario indicaban que la chica tendría la capacidad mental de una niña de 7 años, por lo que las autoridades del Hospital Paroissien se habrían reunido ayer con el Comité de Bioética para confirmar esta situación.

La jueza Zavattieri señaló al diario provincial que, "de acuerdo con lo que consta en el expediente y lo que me ha dicho la asistente social del hospital, la niña ingresó con convulsiones y es epiléptica".

En cambio, "no hay ningún informe médico" sobre una posible discapacidad, dijo la magistrada, y destacó que "se le advirtió a la asistente social que era indispensable que dejara constancia de que la niña es discapacitada o que tiene algún tipo de debilidad mental".

En tanto, fuentes de la fiscalía mencionaron que el padre de la chica se habría presentado y manifestado su intención de pedir autorización para practicar un aborto a su hija, aunque aún no realizó un reclamo formal.

En ese sentido, la magistrada indicó que "a este juzgado no ha ingresado aún ningún pedido (de aborto terapéutico), ya que aquí no se ha presentado nadie que tenga representatividad legal para pedir nada".

"El padre y la madre de la niña son los representantes legales en ejercicio de la patria potestad y ellos son los únicos que podrían realizar un pedido de esta naturaleza, pero aquí no se ha presentado nadie todavía", señaló Zavattieri.

 

Fuente: DyN. Diario “Crítica de la Argentina”, Sección “Sociedad”, 13 de enero de 2009.

 

                               adnlinea.gif (9163 bytes)