Muerte súbita: identifican 10 genes que aumentan el riesgo

 

Por: Clarín.com

 

Un estudio internacional acaba de descubrir 10 genes que aumentan el riesgo de muerte súbita. "Casi la mitad fueron nuevos genes sorprendentes que nadie hubiera imaginado que estaban involucrados en la biología cardíaca", dijo a la prensa Dan Arking, de la Facultad de Medicina de la Johns Hopkins University de Baltimore, Estados Unidos. Así, los científicos estarían ahora más cerca de comprender qué causa esta dolencia y de qué manera tratarla.

Para la investigación se analizaron los datos de ácido desoxirribonucleico y los electrocardiogramas de 15.842 personas.

En febrero, el grupo liderado por Arking reveló en la revista Circulation -es editada por la Asociación del Corazón de los Estados Unidos- que había detectado un gen simple que incrementaba el riesgo de muerte cardíaca. Ahora esta nueva investigación identifica a ese gen y a otros nueve que modifican el ritmo de las contracciones del corazón, algo que se denomina intervalo QT.

La duración de este intervalo mide el tiempo en el cual transcurre la contracción del corazón. Un intervalo QT que sea demasiado largo o demasiado corto puede causar un problema grave, incluidas las arritmias y la muerte súbita. Al intervalo QT se lo puede observar en la pantalla de un electrocardiograma.

"Cada gen que hemos identificado puede producir una pequeña alteración en el intervalo QT" dijo a medios internacionales Gonçalo Abecasis, profesor de bioestadística de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan, que participó de la investigación. Abecasis agregó: "Los individuos con demasiados de estos genes están predispuestos a tener intervalos fuera de lo normal y por tanto están en el mayor riesgo de una muerte cardíaca súbita".

Este descubrimiento podría ayudar a las personas que corren un riesgo mayor de esa complicación y, eventualmente, posibilitaría a que los laboratorios farmacéuticos desarrollen medicamentos que eviten esa complicación.

Los genes ahora detectados están relacionados con canales iónicos (de sodio y potasio), con la electrofisiología del músculo cardiaco y con la actividad de otros genes a los que regulan, informó el diario El Mundo, de España.

El descubrimiento "abre la puerta a un nuevo mundo de investigaciones porque el papel de algunos de estos genes nunca se habría manifestado si sólo hubiéramos centrado nuestra atención en los candidatos", explicó el científico Dan Arking.

Otra científica que participó de la investigación, Aravinda Chakravarti, añadió: "La razón por la que la gente muere como consecuencia de estas patologías cardiacas es que no sabemos nada acerca de sus antecedentes. La única forma (de ayudarlos) es entender en profundidad la ciencia de estos fenómenos. Si sabemos, podemos empezar a intervenir".

 

Fuente: Diario «Clarín», Sección “Sociedad”, 26 de marzo de 2009.

  

             

                               adnlinea.gif (9163 bytes)