Otro enfermo terminal pidió en un video que lo dejen morir

 

Es un italiano que padece esclerosis lateral amiotrófica. Exige que, cuando llegue el momento, los médicos suspendan la alimentación artificial. Eso contradice la nueva ley que está siendo tratada en Diputados tras la polémica por el caso Eluana.

 

Por: Clarín.com

 

Un nuevo caso reavivó en Italia la polémica por la eutanasia y por el mantenimiento de la vida por medios artificiales. Hoy se difundió un video en el que Paolo Ravasin, un enfermo terminal de 49 años, elevó un pedido al presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, y a los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, para que, llegado el momento lo dejen morir.

Es que Ravasin sufre esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y él sostiene que una vez que el inexorable avance de la enfermedad le impida mantener sus funciones vitales, no está dispuesto a hacer uso de medios artificiales para ser alimentado e hidratado.

"He confiado en un vídeo mi voluntad. He establecido el límite más allá del cual mi vida no tiene que ser mantenida a cualquier costo", explicó el enfermo, que todavía puede hablar y comer de modo natural. El video fue difundido por el diario 'La Repubblica' y por la Asociación Coscioni.

El mensaje de Ravasin contradice uno de los artículos más polémicos de la nueva ley sobre el testamento vital que ya fue aprobada por el Senado y que aún debe ser sometida a votación en la Cámara de los Diputados. La norma introduce la prohibición de suspender la alimentación e hidratación a los enfermos que no puedan valerse por sí mismos. En Italia esa cuestión caía en un vacío legal.

De hecho, esa falta de legislación quedó evidenciada en el caso de Eluana Englaro, la mujer que falleció en febrero tras pasar 17 años en estado vegetativo y tras que los médicos suspendieran la alimentación artificial que la mantenían con vida.

El caso de Eluana generó una fuerte polémica en Italia entre quienes eran partidarios de dejarla morir y quienes se mostraban contrarios a ello, al considerar la alimentación y la hidratación como una asistencia humanitaria básica y no una terapia.

El vídeo de Ravasin también trae a la memoria el caso de Piergiorgio Welby, el enfermo italiano fallecido hace unos años que también se dirigió al presidente de la República para pedir la desconexión del respirador que le mantenía con vida.

 

Fuente: Diario «Clarín.com», 21 de abril de 2009.

 

             

                               adnlinea.gif (9163 bytes)