Polémica por el reemplazo de las bolsas plásticas del súper

 

En los comercios bonaerenses, por ley, dejarían de entregarse en el mes de octubre.

 

Por: Graciela Gioberchio

 

 

Si la ley se reglamenta en tiempo y forma, en octubre próximo los supermercados, autoservicios, almacenes y comercios bonaerenses no podrán entregar a sus clientes las habituales bolsas de polietileno. Y en un año más -octubre de 2010- la prohibición se extenderá al resto de los negocios de venta minorista. El obejtivo es minimizar el impacto ambiental que su abundancia provocan en los rellenos sanitarios, en el agua, en el paisaje... ¿Qué tipo de bolsas se podrán usar? De papel y de plástico biodegradable.

También las provincias de Mendoza y de Chubut tienen leyes similares. Y algunos municipios como el de Santa Cruz y El Bolsón tienen sus ordenanzas. El Congreso Nacional evalúa un proyecto similar que contempla su aplicación a partir de los 4 años de aprobada la ley. Por lo tanto, si se aprueba este año entraría en vigencia en 2013.

La polémica ya está instalada, por motivos ambientales y económicos. "Las bolsas plásticas tienen un menor impacto ambiental: consumen 17 veces menos de agua dulce en su producción; emiten la mitad de gases de efecto invernadero (en comparación con las de papel), y 4,5 veces menos que las biodegradables; también consumen 36% menos de combustible fósil que las de papel y 64% menos que las biodegradables". Es una de las conclusiones del trabajo realizado por la consultora británica Boustead Consulting, a pedido de la American Chemistry
Council (integrada por productoras de polietileno), tras analizar el ciclo total de vida de los tres tipos de bolsas: plásticas, biodegradables o de plástico compostable, y de papel.

Plastivida Argentina, especializada en plásticos y medio ambiente, analizó ese estudio: "Los plásticos biodegradables sólo se degradan en condiciones de compostaje (humedad, aireación, microorganismos). Es inútil usar materiales biodegradables si luego de la recolección los residuos son depositados en rellenos sanitarios".

"En Europa las tratan en plantas de compostaje y también las entierran, aunque tardan unos meses más en degradarse", dice a Clarín Viviana Cyras, doctora en Ciencias de los Materiales de la Facultad de Ingeniería de Mar del Plata.

La cadena Cencosud lanzó recientemente una campaña para reducir la entrega de bolsas en los supermercados de su propiedad (Jumbo, Disco y Plaza Vea). La empresa propone que cada cliente traiga su bolsa y, además, en las cajas vende unas bolsas de tela que cuestan alrededor de siete pesos.

"Son una alternativa que se ajusta a la legislación. Existen otras opciones como materiales novedosos que son biodegradables. Pero no es nuestro rol opinar sobre cuál es la mejor alternativa. Por eso nuestra campaña apunta directamente a reducir el uso total de bolsas y concientizar sobre el rol que cada persona puede tener en el cuidado del medio ambiente", explica a Clarín María Nougues, gerente de Marketing de Jumbo. Wal-Mart, por caso, reemplazó las bolsas plásticas por otras oxibiodegradables: tienen un aditivo que las convierte en productos sensibles a la luz solar, la humedad y la temperatura, que inician un proceso de degradación natural.

"Estas normas son soluciones parciales. El tema de la basura requiere una urgente gestión integral", reclaman en Greenpeace.

Fuente: Diario «Clarín», Sección “Sociedad”, 22 de abril de 2009.

 

             

                               adnlinea.gif (9163 bytes)