"Neoarterias", el invento de un médico argentino

 

Por: Clarín.com

 

La revista científica The Lancet publicó ayer el desarrollo de la "neoarteria", un vaso sanguíneo biológico creado a partir de células de la piel del propio paciente. Fue creada e implantada -por primera vez en el mundo- por un equipo liderado por el cardiólogo intervencionista argentino Luis de la Fuente. "Este procedimiento posibilita la realización de bypass (puente) en pacientes sin arterias viables, realizar implantes en quienes perdieron vasos vitales en un accidente y reemplazar arterias dañadas debido a diálisis en enfermos renales", dijo el médico.

El conducto vascular, que fue implantado en brazos y piernas, es generado en el laboratorio con la técnica de bio-ingeniería de tejidos, a partir de células del propio organismo que no generan rechazo en el paciente, con una técnica en la que Argentina es pionera.

El primer "neo-vaso" fue implantado con éxito por primera vez en la historia de la medicina en Argentina, en 2005, en una cirugía a una mujer en el Instituto del Diagnóstico, por un equipo liderado por De la Fuente, el cirujano vascular Sergio Garrido y el bio-ingeniero estaounidense Todd Mc Allister. La técnica consiste en extraer del dorso de la mano una muestra de piel de un centímetro cuadrado, con células de la dermis y un segmento de vena de la misma zona. De la piel, se cultivan los fibroblastos, el tejido de sostén y luego de entre seis y nueve meses se forma una plancha de tejido de unos 40 centímetros de lado de la cual se pueden obtener vasos.

De la vena, tomada de la dermis de la piel, se cultivan las células endoteliales. El neovaso se arma como un cigarro y unos 8 días antes del implante se colocan dentro del mismo neovaso las células endoteliales, precisó De la Fuente.

Fuente: Diario «Clarín», Sección “Sociedad”, 07 de mayo de 2009.

             

                               adnlinea.gif (9163 bytes)