La promoción del examen de VIH

 

En nuestro país se estima que dos de cada tres personas con VIH no saben de su infección porque no se han hecho el test correspondiente, lo cual agrava los riesgos.

Esta situación está originada en la escasa difusión que tiene la prueba de VIH entre los miembros de nuestra sociedad. A pesar de la gratuidad y confidencialidad, es bajo el número de personas que se realiza el test, lo cual impide que se concreten los disgnósticos tempranos que facilitan el tratamiento.

La principal razón de esta actitud reticente es la falta de información sanitaria adecuada.

Desde la década de 1980, la irrupción del sida estuvo acompañada de una serie de prejuicios que siguen impidiendo una toma de conciencia más precisa y efectiva. En la actualidad, los expertos advierten que toda la población corre el riesgo de tener la infección y que se está registrando un ascenso en el número de mujeres con VIH, muchas de las cuales lo advierten recién en el embarazo.

Una de las descubridoras del virus y premio Nobel de Medicina, Françoise Barré-Sinoussi, señaló en una entrevista realizada por este medio que en la Argentina el test de VIH debería extenderse.

El desafío de las autoridades sanitarias es lograr esta extensión, mediante campañas de concientización. También es necesario que se superen las actitudes discriminatorias que pesan sobre quienes tienen el virus, ya que esta conducta injustificada reafirma la resistencia a la concreción de los análisis.


Dos de cada tres personas afectadas por VIH no conocen su problema lo cual aumenta sus riesgos. Se debe a la escasa difusión del examen de VIH, el cual debería promoverse.

Fuente: Diario «Clarín, Sección “Editorial”, 07 de septiembre de 2009.

 

                               .adnlinea.gif (9163 bytes)