Pobreza y cambio climático

 

Por: Helen Clark

 

El cambio climático afectará primero y más a los más vulnerables. Combatir la pobreza y proteger nuestro planeta deben ir de la mano. Es hora de exigir visión y acción por un mundo mejor, más limpio y más sostenible.

Debemos asegurar modelos de vida y de desarrollo en equilibrio de los ecosistemas y encontrar un crecimiento más sostenible. El cambio climático presenta desafíos y oportunidades. Si las naciones avanzan en las conversaciones de Copenhague, se logrará reducir las emisiones; desarrollar procesos productivos menos dependientes del carbono y del consumo; orientar la financiación del clima para el crecimiento económico; y aportar alternativas incluyentes para salir de la pobreza.

Las negociaciones sobre cambio climático deberían, al menos, contemplar tres imperativos para los países en desarrollo. Primero, los países en desarrollo deberían crear las condiciones para una vida digna. Sin acceso básico al agua, a servicios de saneamiento, alimentos y energía, a instituciones eficientes y mecanismos de participación, la gente no podrá sobrellevar el peso del cambio climático.

Segundo, sus habitantes necesitan apoyo para fomentar capacidades de adaptación. Implica ayudar a que estos países den prioridad a la adaptación al cambio climático para combatir la pobreza. Estos esfuerzos deberían ser flexibles y resistentes.

Tercero, los países en desarrollo necesitan socios para crear vías de crecimiento menos dependientes del carbono. Implica orientar los fondos públicos y privados hacia inversiones más limpias.

Se requerirá una voluntad política firme que no obstaculice el interés del planeta. Podremos sellar un pacto para el desarrollo y construir un futuro más pacífico y próspero. Necesitamos invertir ahora para proteger el clima, nuestras vidas y las de nuestros descendientes.

Sabemos qué debemos hacer. Podemos no hacer nada, o muy poco; o podemos luchar juntos, codo a codo, contra el cambio climático. Espero que en diciembre, en Copenhague, aunemos la valentía colectiva para actuar.

 

Fuente: Diario “Clarín”, Sección “Debate”, 21 de septiembre de 2009.

 

                               .adnlinea.gif (9163 bytes)