Calidad de vida / Su colocación tiene un impacto psicológico positivo

Un nuevo stent puede evitar una cirugía de urgencia

Se utiliza para impedir la obstrucción intestinal que causan algunos tumores de colon

Sebastián A. Ríos

LA NACION

Evitar una cirugía de urgencia -y todos los riesgos que el carácter de urgente implica- es el principal beneficio de la colocación de stents colónicos. Se trata de pequeñas mallas tubulares metálicas, similares a las que se emplean habitualmente para abrir arterias coronarias o carótidas tapadas, pero que han sido especialmente diseñadas para liberar el tránsito en el interior de un colon que se encuentra obstruido por un tumor.

En estos casos, evitar una cirugía de urgencia para desobstruir esa porción del tracto digestivo evita una de sus principales consecuencias negativas, que es que en la mayoría de los pacientes se hace necesario realizar una ostomía (que crea una colostomía o ano contranatura).

"La colocación de un stent colónico es un puente hacia una cirugía electiva: uno no evita la cirugía, pero evita tener que operar en situaciones de urgencia, como es el caso de las obstrucciones de colon", dijo a LA NACION el doctor Fernando Bugallo, del Servicio de Coloproctología del Hospital Británico.

Bugallo presentó los resultados del seguimiento de pacientes con stent colónico en las X Jornadas Nacionales e Internacionales de Coloproctología, que se realizaron recientemente en la ciudad de Buenos Aires. Allí se discutieron los beneficios y la indicación de este tratamiento.

"El empleo del stent en las obstrucciones del colon ha permitido evitar cirugías de urgencia y, por consiguiente, la muy probable realización de ostomías en pacientes que llegan generalmente con deterioro del estado general (malnutridos, deshidratados, pérdida de peso)", comentó el doctor Mario Salomón, jefe del Servicio de Coloproctología del Hospital Británico, que presidió las citadas jornadas.

"Una vez que el paciente es desobstruido, puede recuperarse su estado general, realizar una evaluación completa de su estado físico, efectuar una correcta estadificación de la enfermedad que lo aqueja y llevarlo a una cirugía electiva laparoscópica, lo que implica una disminución significativa de la morbimortalidad del procedimiento", comentó Salomón.

Indicaciones

La obstrucción del colon debida a una masa tumoral es considerada una urgencia médica. "Los pacientes llegan sin poder eliminar materia fecal y gases, con vómitos, y deben ser desobstruidos en forma urgente -explicó el doctor Bugallo-. El problema es que como toda cirugía de urgencia ésta presenta una alta mortalidad y morbilidad, y además en la mayoría de los pacientes da lugar a la realización de una ostomía, lo que tiene un impacto altamente negativo sobre la calidad de vida."

La desobstrucción mediante el uso de stent colónico se realiza en forma endoscópica (video colonoscopia), introduciendo el instrumental por vía anal, lo que si bien no evita la cirugía, logra posponerla y quitarle su carácter de urgente.

Así, la posibilidad de estabilizar al paciente y prepararlo para la operación permite realizarla en forma laparoscópica: esto es, a través de mínimas incisiones a través de las cuales se introduce el instrumental que permitirá la remoción de la porción de colon afectada por el tumor obstructivo, en la que previamente se ha colocado el stent.

"Es fundamental que el profesional que lo realice sea un coloproctólogo avezado en la realización de procedimientos endoscópicos, dado que dicho profesional se encontrará capacitado para resolver las posibles complicaciones, controlará al paciente y será el que más adelante llevará a cabo la cirugía programada", agregó el doctor Salomon.

En estos casos, agrega su colega, el doctor Bugallo, "la colocación del stent y la postergación de la cirugía permiten además iniciar un tratamiento de quimioterapia, así como realizar un tratamiento combinado en los casos en que también el tumor afecta al hígado". La demora de la cirugía originalmente urgente permite planificar otra en la que se ataquen las distintas localizaciones del cáncer.

Otra indicación para el stent colónico es en pacientes terminales, en los que también existe una obstrucción del colon. "En estos casos, el uso del stent evita una colostomía definitiva. El impacto psicológico del stent es muy beneficioso y mejora significativamente la calidad de vida de estos pacientes", concluyó Bugallo.

Fuente: Diario «La Nación», Sección “Ciencia/Salud”, 13 de mayo de 2010.

 

                               adnlinea.gif (9163 bytes)