Mortalidad materna que no cede

Merecen la mayor atención los índices anuales de mortalidad materna, cuyo curso ha sido zigzagueante en las últimas décadas. En 1990, el promedio de fallecimientos en el país era de 52 por cada 100.000 nacidos vivos; en 2009, el promedio fue de 40. Sin embargo, cuando se observan los índices extremos de ese lapso, se aprecian altibajos marcados, de modo que la tendencia no se confirma con claridad. Por esta razón, aun los mismos funcionarios del Ministerio de Salud admiten que ésta es una deuda sanitaria, puesto que no se han cumplido las políticas del sector que habían previsto reducir a 3,7 el número de defunciones, de acuerdo con el Plan Federal 2004/07.

Un análisis de lo más relevante evidencia otras razones de preocupación, ya que los índices en más de la mitad de las provincias son superiores al promedio nacional, siendo las cifras más inquietantes las que se registran en Chaco (82), Jujuy (100) y Formosa (182). Esta dolorosa realidad fue severamente juzgada en un informe por el Centro de Estudios y Sociedad, el Centro Rosarino de Estudios Perinatales y el Instituto de Investigaciones Epidemiológicas de la Academia Nacional de Medicina, entidades cuyo Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (Ossyr) promueve informes y acciones que apuntan a reducir la mortalidad materna.

Las causas más frecuentes de los decesos durante el embarazo, el parto y el puerperio son diversas. Según datos suministrados por la Dirección de Estadísticas del Ministerio de Salud, el aborto es la primera causa, en un 29 por ciento de los casos. Le siguen los antecedentes obstétricos indirectos, los trastornos hipertensivos, las hemorragias posparto y las infecciones.

Quedan, como demandas pendientes, entre otras, ampliar una educación preventiva para evitar embarazos no deseados y procurar que los recursos hospitalarios se distribuyan equitativamente en las distintas jurisdicciones del país.

Fuente: Diario “La Nación”, Sección Editorial, 10 de junio de 2010.

 

                               adnlinea.gif (9163 bytes)