España, frenarían la ley de aborto que entra en vigencia

El Gobierno y el Parlamento deben presentar ahora sus argumentos.

Por Juan Carlos Algañaraz

Madrid. Corresponsal

La aplicación de la nueva ley del aborto en España, cuya vigencia está prevista a partir del próximo lunes, podría ser suspendida por el Tribunal Constitucional, que ayer admitió el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Partido Popular.

Los once magistrados que integran el Tribunal admitieron el recurso de 50 diputados populares. El alto tribunal ha dado un plazo de tres días al gobierno –que propuso la ley al Parlamento– y a la Cámara de Diputados y al Senado –que la aprobaron el 24 de febrero pasado– para que presenten sus argumentos y alegaciones sobre la iniciativa de los populares.

La Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva permite el aborto libre a partir de las 14 semanas de gestación.

Así, el aborto deja de ser un delito y se constituye en un derecho de las mujeres. Ellas no deberán presentar ninguna justificación para realizar la intervención ni necesitarán patrocinio médico, familiar o jurídico. La nueva ley sustituye a la actual de 1985, cuando se despenalizó el aborto en casos de violación, graves malformaciones del feto y daño para la salud física y psíquica de la madre.

La nueva ley fue de inmediato contestada por la Iglesia Católica, la Santa Sede y diversas organizaciones vinculadas al catolicismo. Antes y después de la aprobación hubo masivas marchas para que no prosperara. El Partido Popular anunció que la derogará si gana las próximas elecciones y recurrió al Tribunal Constitucional, al que también le reclamó que mientras decide si encuadra o no en la Carta Magna –un trámite que llevara tiempo– suspenda su aplicación.

Uno de los aspectos más polémicos es que contempla el derecho de las adolescentes de 16 y 17 años a pedir la intervención sin permiso de sus padres. El Consejo de Ministros aprobó el viernes que las menores deberán acudir al centro médico acompañadas por sus padres o tutores . Sólo se podrá obviar esta alternativa si hay un conflicto familiar entre las chicas y sus padres. El caso deberá ser abordado por un médico, quien realizará un informe y puede apoyarlo con dictámenes de un psicólogo o de un asistente social.

El Partido Popular cuestiona la “ley del aborto socialista”, porque considera el artículo 15 de la Constitución que ratifica que “todos tienen derecho a la vida”. Añaden que “frente a esta exigencia, la ley crea un sistema en el que la vida del no nacido en las primeras 14 semanas de gestación queda absolutamente desprotegida”.

Durante los ocho años de gobierno del Partido Popular entre 1996 y 2004, se practicaron más de 500.000 abortos . En su primer gobierno, el PP no tenía mayoría para abrogar la ley del aborto y no presentó ninguna reforma. En su segundo gobierno, tenía mayoría y pudo anular la ley sin problema, pero tampoco lo hizo.

Fuente: Diario «Clarín», Sección “Sociedad”, 01 de julio de 2010.

 

                               adnlinea.gif (9163 bytes)