Desaconsejan un método antitabaco

No es efectivo ni seguro

La Anmat desaprueba el uso del cigarrillo electrónico y no autoriza su importación

La máxima autoridad en medicamentos de la Argentina desaconsejó ayer el uso de los llamados cigarrillos electrónicos que se publicitan como un método efectivo e inocuo para dejar de fumar. Esa recomendación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) surge de la evaluación de esos productos que actualmente se encuentran disponibles en el país.

"Los dispositivos para fumar no han presentado hasta el momento evidencias científicas de su eficacia y seguridad", comunicó la Anmat, haciendo referencia al cigarrillo electrónico o e-cigarrette , al mismo tiempo que advirtió que ese organismo "no ha autorizado la importación de ningún cigarrillo electrónico al país".

Según la Anmat, los cigarrillos electrónicos contienen en muchos casos cartuchos con hasta 24 miligramos de nicotina, que tras ser vaporizada por el dispositivo, es inhalada por el usuario.

"Si bien son promocionados como alternativas saludables para dejar de fumar, nunca se han sometido a ensayos clínicos que demuestren los beneficios por sobre los riesgos -afirma el comunicado de la Anmat-. En cambio, se ha demostrado que la nicotina tiene una acción cancerígena y es adictiva."

Para Mario Virgolini, coordinador del Programa Nacional de Control de Tabaco del Ministerio de Salud de la Nación, "tenemos que ayudar a combatir la adicción al cigarrillo, no reemplazar un soporte por otro, y con riesgos para la salud".

Ya en 2008, la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconsejó su uso como método para dejar de fumar hasta que no se cuente con evidencia científica que lo avale. Expertos locales consultados por LA NACION el año pasado, ante la llegada de los primeros de esos productos al país, cuestionaron también su efectividad e incluso su seguridad.

"No existe evidencia científica que avale el uso de estos dispositivos para el tratamiento de la dependencia al tabaco, así como tampoco hay evidencias sobre la seguridad de su uso", declaró el doctor Fernando Verra, especialista en tratamientos para dejar de fumar.

En el comunicado de prensa difundido ayer, la Anmat afirma que no autoriza la importación de esos productos, aunque no respondió a la pregunta de qué hará con los dispositivos que actualmente se ofrecen en Internet, así como en farmacias y quioscos.

Sebastián A. Ríos

 

                               adnlinea.gif (9163 bytes)