Alertan que crece el tráfico de personas para vender sus órganos

 

El informe advierte sobre el "turismo de trasplante" de países ricos a pobres.

 

Por: NUEVA YORK. EFE Y DPA

 

Las Naciones Unidas y el Consejo de Europa hicieron en Nueva York un llamamiento a tomar medidas internacionales para evitar el tráfico de órganos, tejidos y células humanas.

Para evitar este flagelo, proteger a las víctimas y castigar a los autores, los organismos llamaron a la Asamblea General de la ONU a comenzar el proceso de creación de una convención internacional y un sistema legal reconocido internacionalmente para definir este fenómeno.

"Es un problema real y creciente en todo el mundo aunque relativamente desconocido e insuficienmtemente investigado. Se venden seres humanos como si fueran material prima", señala el primer estudio de la ONU sobre el tráfico de personas con el fin de extirpar sus órganos, tejidos y células del que participaron científicos estadounidenses, austríacos y españoles.

Sobre este punto que denunció la ONU por primera vez, el Equipo de Investigación de Clarín denunció en 2006 y 2009 la venta ilegal de órganos para cirugías irregulares en Bolivia, y el creciente ofrecimiento de órganos por Internet vinculado al negocio de los trasplantes ilegales.

Sin embargo, como señalan los médicos españoles Rafael Matesanz y Beatriz Domínguez Gil dos de los cuatro autores, hay un problema universal a resolver: "El tráfico de órganos existe porque la escasez de órganos". por eso, en sus recomendaciones piden que se adopten medidas para incrementar la disponibilidad de órganos para trasplante.

La investigación destaca la posibilidad de "un alto número de casos no reportados de crímenes -tráfico y extracción de órganos- debido a los escasos riesgos y altos beneficios para los criminales". Y menciona el llamado "turismo de trasplante" en que los receptores, usualmente de países ricos, viajan para recibir órganos a países donde no existen legislación que proteja a los donantes o castiguen el tráfico.

Según el estudio de la ONU, un 10 por ciento de los trasplantes de riñón realizados anualmente en el mundo están relacionados con el tráfico de órganos.

El Registro Mundial de Transplantes señala que anualmente se realizan unos 65.500 transplantes de riñón; 20.300 de hígado; 5.300 de corazón; 3.000 de pulmón y 2.500 de páncreas.

Los líderes de la investigación recomiendan que se prohiba cualquier tipo de ganancia financiera con la venta de órganos y otras partes del cuerpo humano. Un principio que ya está vigente desde la Convención del Consejo de Europa sobre Derechos Humanos y Biomedicina de 1997. Así, apunta el trabajo de la ONU, se evitará poner en riesgo el sistema de donación de órganos, basado en el altruismo.

Para frenar el negocio ilegal, la investigación recomienda que se haga una clara distinción legal y científica entre tráfico de órganos y tráfico de seres humanos con el propósito de extirparles los órganos para el trasplante. "Ambas expresiones se usan de manera confusa, y son dos problemas que requieren soluciones diferentes", señalaron.

España es el país con mayor cantidad de donantes en Europa: encabeza esa lista con 33 donaciones de órganos de cadáveres por cada millón de personas, seguida de Bélgica, con 28,2 donaciones, y de Francia, con 25,3. En los EE.UU., la tasa es de 21 por millón de habitantes. En la Argentina, esa cifra se reduce a 9,9 donaciones.

Fuente: Diario «Clarín», Sección “Sociedad”, 15 de octubre de 2009.

 

                               .adnlinea.gif (9163 bytes)