Detectan un mecanismo clave en las defensas del organismo

En algunos casos los anticuerpos dejan que el virus entre a la célula y lo combaten Son los mayores asesinos de la humanidad y figuran entre las enfermedades más difíciles de tratar, que se cobran una cantidad de víctimas igual a las del cáncer. Pero ahora un descubrimiento podría dar a los médicos una nueva arma en la batalla contra los virus , incluidos los que causan dolencias muy difundidas como resfríos y gastroenteritis.

“Los médicos cuentan con muchos antibióticos para combatir las infecciones, pero pocos antivirales . Si bien esto es el comienzo y aún no sabemos si todos los virus se pueden eliminar con este mecanismo, estamos entusiasmados por la posibilidad de que se abran nuevos y múltiples caminos para la creación de antivirales”, dijo Leo James, del Laboratorio de Biología Molecular de Cambridge, que dirigió el estudio publicado esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences

El cuerpo enfrenta las infecciones liberando “soldados” biológicos llamados anticuerpos, que se pegan a los virus a medida que circulan por el flujo sanguíneo. En los últimos 100 años, los científicos que trabajan en el campo de la inmunología creyeron que ésto les hacía difícil a los virus ingresar en las células sanas y diseminar así la enfermedad por todo el cuerpo.

Pero el nuevo estudio mostró que en muchos virus los anticuerpos trabajan de forma muy distinta . En lugar de impedir que los virus infecten las células, siguen al “invasor” hasta el interior de ellas y coordinan un ataque inmunológico desde adentro .

El equipo de James descubrió que en muchos casos los anticuerpos hacen muy poco para evitar que los virus infecten las células. En cambio, se pegan a los virus cuando invaden a las células y utilizan la propia máquina biológica de éstas para matarlos.

James mostró que una vez adentro de una célula infectada, los anticuerpos atraen una proteína llamada TRIM21 . Esto señala a su vez el equivalente de una máquina de despojo de basura, un gran grupo de proteínas llamado proteasoma . Cuando llega el proteasoma, se prende a la TRIM21 y se pone a trabajar, desmantelando al virus pieza por pieza . El proceso se realiza rápidamente, muchas veces antes de que el virus pueda comenzar a hacer daño.

Fuente: Diario “Clarín”, Sección Sociedad, 03 de noviembre de 2010.

 

                                                adnlinea.gif (9163 bytes)