Frente al sida, mucho por hacer

La Argentina tiene excelentes profesionales de la salud, científicos, instituciones médicas, asociaciones civiles y especialistas dedicados a la prevención y tratamiento del sida. También tiene mucho por mejorar en materia de campañas de difusión, concientización y asistencia a quienes padecen la enfermedad.

En un nuevo Día Mundial de Lucha contra el Sida, celebrado la semana pasada, las estadísticas mundiales muestran una disminución de la mortalidad por dicha causa y también un descenso en el número de infecciones. A pesar de ello, según ONUSIDA, todavía se todavía se infectan 2.600.000 personas por año y sólo una de cada dos de las que necesitan tratamiento lo recibe. Además, todavía no se asignan recursos suficientes para prevención.

En Argentina, la evolución de las tasas de incidencia entre 2001 y 2009 muestra que el país está estancado: no disminuye o aumenta hasta un 25%. Esto indica la necesidad de mejorar la prevención, particularmente en la población de riesgo, adolescentes, jóvenes y mujeres, mediante campañas de divulgación pública sobre el uso responsable del preservativo y una educación sexual integral que llegue a toda la población. La protección de los sectores más vulnerables, la prevención a través de campañas de divulgación, capacitación y educación, así como la detección temprana y extensión del sistema de salud en los tratamientos de la enfermedad, deben formar parte de un programa nacional de lucha contra el sida que tenga un mayor y mejor alcance que el que tiene en la actualidad.

En la lucha contra el sida, nuestro país tiene mucho por mejorar en materia de campañas de prevención y en la asistencia a quienes padecen la enfermedad.

Fuente: Diario “Clarín”, sección “Opinión”, 06 de diciembre de 2010.

 

                                                adnlinea.gif (9163 bytes)