“Si la desconecto sin autorización de un juez, cometo un homicidio”

La justicia y la ley no siempre van de la mano. Lo justo no siempre está amparado por lo legal”. Quien habla es Javier Santos. Tiene 39 años y es el director médico del Centro Gallegos, la institución donde está internada Camila desde marzo de 2010. Y se lo dice a Selva Herbón, la madre de la nena. Ella asiente con la cabeza. Están parados en un pasillo del tercer piso del edificio de Pasco y Belgrano. Es el pasillo de los cuidados prolongados de pediatría. La pediatría no es lo de Santos, su especialidad está en el otro extremo de la vida, la gerontología. Otro tipo de muerte.

“Yo estoy de acuerdo con lo que pide la mamá pero no puedo hacer nada. Soy el responsable médico de este lugar, y sin una autorización de un juez no voy a hacer nada porque no puedo hacer nada”.

Hace mucho que la mamá pide que desconecten a su hija...

Sí, lo sé. La nena vive porque tiene una traqueotomía y una gastrotomía. Eso es lo que la mantiene viva, pero si yo llego a desconectar sin la autorización de un juez estoy cometiendo un homicidio.

-Los expertos en bioética opinan que estas decisiones deben ser tomadas entre médicos y familiares, y que debe quedar en esa intimidad.

Es cierto. Pero Camila comparte el sector de internación con otros seis chicos. Esos padres tal vez opinan distinto. Ellos están enterados del pedido de la mamá de Camila. Y puede ocurrir que a alguno le moleste que desconecten a la nena y haga un juicio. No todo el mundo piensa igual. Acá están en juego cuestiones morales, religiosas, culturales, sociales.

Se dice que este tema, que debería ser exclusivamente médico, está completamente judicializado.

Sí, totalmente. De hecho fueron abogados los que nos han dicho que necesitamos la firma de un juez para actuar. Al final es un tema más legal que médico.

¿Pero no es un tema médico? Sí, pero es complicado. El médico que desconecta sabe que está matando. Eso no es gratis para ningún médico, tiene un costo emocional muy grande.

¿Sirve una ley de Muerte Digna? Sí, una ley nos va a aliviar en lo legal para tomar decisiones.

¿Es bueno que el caso de Camila haya tomado estado público? Sí, la sociedad tiene que reclamar una ley. Le ley nos va a quitar a los médicos no sólo el peso legal sino también el moral. El caso de Camila también podría resolverse con un amparo, pero me parece que la familia no quiere eso, quiere que haya una ley que trascienda a Camila, y eso me parece muy bueno para todos.

Fuente: Diario Clarín, Sección Sociedad, 24 de agosto de 2011.

 

                                                adnlinea.gif (9163 bytes)