Tratan por primera vez a un paciente con células madre de embriones

Es una persona que sufre parálisis de la médula espinal y está en rehabilitación.

Por Valeria Román

Empezó ayer el primer ensayo clínico regulado en los Estados Unidos para probar una terapia con células madre derivadas de embriones humanos . El primer paciente es una persona que sufre parálisis de la médula espinal y sigue una rehabilitación en una clínica de Atlanta.

El ensayo había sido autorizado por la autoridad sanitaria de los Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) el 23 de enero del año pasado. Los encargados de ponerlo en marcha pertenecen a la empresa biotecnológica Geron, que está en Menlo Park, California, y viene apoyando la investigación con células madre desde hace 11 años.

“Es un buen comienzo” , expresó José Cibelli, el investigador argentino que trabaja en la Universidad del Estado de Michigan, en Estados Unidos, al ser consultado ayer por Clarín sobre el anuncio del primer ensayo. “Ellos (por los científicos de Geron) han elegido un buen blanco: la lesión aguda completa de la médula espinal”.

Cibelli, que es hoy un líder mundial en las potenciales terapias y no participa en el ensayo de Geron, agregó: “La comunidad de las células madre está expectante por este primer ensayo clínico. El mejor resultado es que no tenga efectos adversos , dado que se trata sólo de la fase I. Si hay alguna mejoría, será un valor adicional”.

El ensayo comenzó ayer según informó la empresa privada que dirige Thomas Okarma, aunque no dio a conocer la identidad del paciente que dio su consentimiento para participar.

La estrategia de los científicos consiste en utilizar células madre de embriones humanos obtenidos a través de tratamientos de fertilidad asistida . Se espera que, tras su introducción en el organismo humano, esas células precursoras se dirijan hacia el lugar donde haya ocurrido una reciente lesión de la médula espinal. Y que luego liberen compuestos que ayuden a los nervios dañados para que la médula se regenere.

Aún todo es una promesa.

La carrera por el uso de células madre se aceleró en 1998 con el anuncio de su aislamiento a partir de embriones. Se generó polémica , por la oposición de posturas religiosas. A la vez, hay clínicas privadas –como advierte la Sociedad Internacional para la investigación de las células madre–, que aprovecharon para “vender” tratamientos que aún no tienen seguridad ni eficacia probada.

Fuente: Diario «Clarín», Sección “Sociedad”, 12 de octubre de 2010.

 

                                                adnlinea.gif (9163 bytes)