El jefe de la Iglesia le presentó sus inquietudes a Lorenzetti

POR SERGIO RUBIN

Para el presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo, el fallo de la Corte que declaró no punible el aborto por violación favorece la posibilidad de la práctica legal indiscriminada de la interrupción del embarazo porque “sólo hace falta una declaración jurada” de la víctima para que se haga la intervención. Arancedo expresó esa inquietud tras reunirse ayer, un día después del histórico pronunciamiento judicial, con el titular del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, a quien le transmitió las críticas de la Iglesia por la sentencia.

“Luego del fallo, quedó mucho más abierta la posibilidad del aborto , aparece como más fácil, porque se requiere sólo una declaración jurada sin establecer un límite de tiempo (desde la gestación), dos meses o cinco meses, ni se muestra preocupación por el autor de la violación que, en primera instancia, parecería que es inocente”, señaló al ser consultado por los periodistas al salir del Palacio de los Tribunales. E insistió en que el pronunciamiento judicial “ debilita los resortes de la Justicia para defender el derecho a la vida ”.

Arancedo aclaró que había pedido hace tiempo la reunión con Lorenzetti con el fin de presentarle sus saludos como nuevo presidente del Episcopado –cargo para el que fue elegido en noviembre por los obispos– y que fue acordada hace un mes. Pero que, tras conocerse el martes del fallo sobre los abortos no punibles, igual decidió ir y aprovechar la ocasión para exponer los argumentos de la Iglesia. Luego de describir la reunión como “serena y cordial”, detalló que Lorenzetti le dijo que “el fallo responde a algunas necesidades”. Con todo, Arancedo dijo que “el problema es que no se parte de donde hay que partir que es la vida”.

Por lo demás, admitió que “algunos dicen que no es clara” la redacción del inciso 2 del artículo 86 del Código Penal, que establece las causales de no punibilidad del aborto, controversia que fue el eje del fallo. De hecho, las opiniones están divididas entre los que interpretan que sólo alcanza los casos de violación de mujeres insanas, y los que consideran que abarca a todas las víctimas de una violación. “Más allá de esto, nada legitima el aborto, que va a ser siempre la eliminación de una vida ”, concluyó.

En tanto, fuentes de la Corte aseguraron a Clarín que “se trató de una reunión en términos protocolares”. Las mismas fuentes confirmaron que “se trató el tema de la sentencia sobre el aborto no punible, firmada el martes, y especialmente el conflicto legal surgido a partir de las distintas interpretaciones del inc. 1 y 2 del artículo 86 del Código Penal”, sobre lo que se pronunció la Corte.

Fuente: Diario Clarín, Sociedad, 15 de marzo de 2012.

 

                                                adnlinea.gif (9163 bytes)