Los cuidados del final de la vida ahora tienen su ley

POR DR. EDUARDO SAN ROMÁN JEFE DE TERAPIA INTENSIVA DE ADULTOS DEL HOSPITAL ITALIANO

El tema de la muerte es un tema existencial que comienza el mismo día en que nacemos. La muerte es una angustia que sólo tienen los seres humanos porque saben que algún día van a fallecer.

Cuando se habla de muerte digna, en realidad, se habla del “cuidado del final de la vida”, ya que la muerte pocas veces es inmediata, sino que se trata de un proceso que comienza el mismo día en que a una persona le diagnostican una enfermedad grave. Eso no es sinónimo de que el individuo va a morir ahí. Quiere decir que en algún momento habrá que plantearse si seguir el tratamiento o no.

Por otra parte, cuando uno comienza a atender un paciente de una enfermedad grave que podría tener un final exitoso, es decir, restitución completa, no siempre hay garantías y si el individuo evoluciona desfavorablemente la detección a tiempo de procesos irreversibles nos obliga a comenzar una nueva relación con el paciente y su familia, instalando el tema de la muerte digna. Esta ley facilita la toma de decisiones asumiendo la voluntad anticipada del individuo o, cuando esto no es posible, la voluntad de los seres queridos para evitar tratamientos inútiles que sólo prolongan un hecho biológico.

Fuente: Diario Clarín, sección Sociedad, 10 de mayo de 2012.

 

                                                adnlinea.gif (9163 bytes)