La cirugía salvó otra vida antes de nacer

POR JUAN CARLOS ALGAÑARAZ

Llevaba 31 semanas de gestación y le extirparon un tumor. Marc es hoy un bebé sano de 5 meses. Para operarlo lo extrajeron parcialmente del vientre de su madre.

MADRID. CORRESPONSAL - 26/06/12

Un bebe de 31 semanas en proceso de gestación fue operado con éxito después de que los cirujanos españoles lo extrajeran parcialmente del útero materno y le extirpara un tumor de 12 centímetros y 168 gramos . El tumor representaba el 10% del peso total del pequeño paciente, le ocupaba el cuello, parte de la cabeza y tórax y ponía en riesgo su vida . El caso se conoció apenas tres días despuésde que en Estados Unidos se informara de la realización de la primera operación a un feto para extirparle un tumor (ver Una técnica...).

La intervención fue realizada en el Hospital La Fe de Valencia el 2 de diciembre pasado.

Marc es ahora un saludable bebé de siete meses.

Su padre, Deliz Nieto, es argentino, y su madre María del Carmen Palacio, española. Los tres estuvieron ayer en una conferencia de prensa junto al equipo médico en la que se informó que el paciente no presenta ninguna secuela y está“seguro y libre de enfermedad” .

El tumor estaba fue extirpado en su totalidad y estaba formado por tejidos, músculos, nervios y pelos. “Es como si fuera otro feto dentro del feto”, indicó uno de los especialistas.

“Nunca se había extirpado un tumor tan grande” , agregó.

A las 26 semanas de gestación se le diagnosticó a Marc “un teratoma quístico inmaduro de alto grado de malignidad, un tumor gigante que le comprimía la vía aérea y le impedía la respiración y deglución de alimentos”. La situación habría comprometido seriamente su supervivencia si hubiera nacido mediante un parto convencional.

El caso era “límite” , según definieron los médicos, y por eso el 1 de diciembre, mediante la técnica EXIT ( ex utero intrapartum treatment ),extrajeron la cabeza y los brazos del bebé del vientre maternopara intubarlo sin suprimir la conexión con su madre, de manera que el feto seguía respirando por el cordón umbilical hasta que pudo hacerlo por los pulmones.

“Así se aseguró la capacidad respiratoria del chico antes de cortar el cordón umbilical, ya que unos tres minutos después de hacerlo se interrumpe el aporte de oxígeno a través de la sangre que le proporciona la madre”, explicaron los médicos. Un día después de esta intervención sobre la madre y el feto, al pequeño se le extrajo con éxito el tumor gigante que pesó 168 gramos, entre el 8% y el 10% del peso con el que nació el bebé , 1.900 gramos.

A Marc le fue dado el alta después de cinco meses de operado y ahora evoluciona sin secuelas. Los padres dijeron que había sido “muy difícil” tomar la decisión de operar a su hijo ya que corría peligro su vida y la de su madre.

“Esta experiencia ha cambiado nuestras vidas” , dijo Deliz. El y su esposa residen en Gandía y se dicen agradecidos “a Dios y al equipo médico que ha realizado un trabajo muy importante”.

Deliz incluso fue comentando la evolución de su hijo en su perfil en la red social Facebook. “¡Hoy recuerdo todo lo vivido con nuestro valiente hijo Marc! Su pecho con las cicatrices de los drenajes y pinchazos. Sus bracitos y piernas con marcas de las decenas de pinchazos. Al borde de la muerte más de una vez. Y ahora sus sonrisas y carcajadas ”, escribió el 27 de mayo. “Maricarmen, mi amor, cuantas cosas soportaste para llegar a este final feliz . ¡¡¡Te amo!!!”, agregó.

La primera intervención sobre la madre y el feto, para garantizar su respiración, duró alrededor de 60 minutos. Luego la operación definitiva se extendió 5 horas , y –explicó Alfredo Perales, del servicio de obstetricia– requirió la coordinación de los servicios de obstetricia, anestesiología, neonatología, cirugía pediátrica y otorrinolaringología infantil del Hospital La Fe. En total participaron trece especialistas médicos, además de las matronas y el personal de quirófano.

Para Carlos Gutiérrez, del servicio de cirugía pediátrica, este caso demuestra que no se deberían hacer interrupciones voluntarias del embarazo sin que los fetos pasaran antes por un Comité, ya que es preciso tener “muchos datos precisos” antes de tomar una decisión al respecto.

Diario “Clarín, Sección Sociedad, 26 de junio de 2012.

 

                                                adnlinea.gif (9163 bytes)