Anencefalia y daño psíquico en la madre(*)

                                                                                    Eva Giberti

La madre  a la cual se le informó que la criatura engendrada es un ser anencefálico  no ignora que su crecimiento dentro del útero conducirá a la muerte inmeditamente de parido  o sobrevivirá un breve tiempo en condiciones ajenas a la  caracterízación de un ser humano.Sabe que ella contiene un ser cuyo crecimiento implica su sentencia de muerte, es decir, que  dicha gravidez  se incorpora  en la categoria descripta por Freud(1981) como lo siniestro. Freud lo relaciona con lo terrorífico, con lo que excita, angustia y produce horror. Se refiere a un nivel de lo terrorífico asociado con algo que  siendo familiar y conocido de antiguo repentinamente se transforma en algo extraño e inquietante.La irrupción sorpresiva, lo inesperado de su aparición transformando en situación traumática aquello que era familiar, constituye una de las características de esta categoría que suele describirse como lo siniesto u ominoso(0). Lo conocido y familiar incluyen el engendramiento, el embarazo y el desarrollo del feto in utero. La transformación de estos datos vitales de la cotidianidad en un ser que crece transportando la muerte y la deformación en el interior del cuerpo materno,para morir  inmediatamente de nacido, sintetiza la idea freudiana de lo ominoso .a la que se adhiere la reciprocidad del desvalimiento del feto asociado con la madre en la alternativa de continuar hasta el momento del nacimiento o elegir un parto prematuro

Al formar parte de esta  dimension conflictiva corresponde incluir la categoria de lo siniestro y/o lo ominoso en un análisis axiológico.

Cuando la produccion de lo engendrado- valioso en si- se enlaza con la progresiva producción anticipatoria de la muerte in utero surge la categoria de lo siniestro como disvalor asociada con el embarazo, el parto y el nacimiento; es decir, a mayor desarrollo fetal  inevitablemente asociado al parto y al nacimiento se incrementa la cercanía de la muerte del  ser engendrado. Hasta aquí  una primera derivación axiológica del tema que enlaza un crecimiento vital con la progresiva potenciación de la muerte. Dado que el hecho se produce en el interior del cuerpo materno y como efecto de la conjunción de dos gametas humanas que engendraron un ser vivo se instituye un  territorio de índole catastrófica para quienes son sus protagonistas. Territorio que enlaza a terceros, los y las profesionales que actuarán en el proceso y que, formando parte de una terceridad, no obstante,quedan involucrados como referentes  significativos, ya sea debido a sus actividades como  médicos y psicólogos  o bien como abogados y juristas.

Ante el diagnóstico

Previamente al diagnóstico, éste que ahora es un ser  anencefalico  ha sido ahijado por la madre , reconocido como  cría filial. ; posteriormente deberá comprender que esa criatura  que esta creciendo en su interior , ilusionado y nominado como hijo, modificará su perfil identitario convirtiéndose en una criatura para la muerte inevitable y cercana.

Entonces se produce una situación que organiza los procesos psiquicos asociados con la maternidad en clave de duelo por la representación de hijo (bebe) tal como se instituyó originalmente. Su proyecto de vida resulta interferido por el diagnóstico a partir del cual caen  no solamente la imagen del hijo-bebe sino dicho proyecto.Situación que incorpora un primer duelo por la pérdida de la representación de hijo y del proyecto inicial. El ser anencefalico facilita la aparición de un proceso de duelo en suspenso, y se  diferencia del duelo que suele acompañar al aborto provocado, ya que éste,por lo general,responde a un hijo no deseado. La patologia anencefálica puede conducir a la mujer  a un  duelo en suspenso por el hijo no habido y al mismo tiempo conducir a un duelo por su ilusión y su anhelo de hijo.

 El daño  psiquico

Es posible proponer la tesis del daño psíquico como padecimiento de la familia que transita por este sufrimiento Psicológicamente evaluado  se asocia con la idea de trauma que implica herida, lesion, amenaza, intrusion o destrucción psicofisica con alteración de la funcionalidad del sujeto y arriesga la alteración de sus procesos psíquicos al  constituírse en memoria traumática.El daño resulta del desborde de los mecanismos de defensa que estan preparados para defender al sujeto de los estimulos exteriores e internos cuya violencia resulte inabarcable para el psiquismo El trauma puede depender de un hecho sorpresivo o instalarse de modo consuetudinario, insidiosamente ; con el transcurrir de la historia del sujeto se convertirá en un daño de diverso calibre y de persistencia no anticipable.Su efecto puede ser devastador, pasajero, crónico o coyuntural y su eficacia depende de la capacidad de los mecanismos de defensa, de la vulnerabilidad  del sujeto y  en oportunidades de su estado de desvalimiento.

El cuadro del Desorden Postraumatico por efectos de la Tensión(PTSD) cuenta con una literatura internacionalmente avalada y se incluye en el DSM IV como cuadro significativo; se lo estudia en quienes han sido sometidos a tensiones  psiquicas y físicas durante un tiempo cronológico  suficiente como para generar respuestas tipicas del estress. O sea, la persona expuesta a una tensión permanente con motivo de su compromiso corporal, y también  debido al compromiso que puede tener con un ser vivo de gran importancia para ella (y que al mismo tiempo esta en peligro de muerte) arriesga generar   estresores que se evalúan como riesgosos.

Entre los síntomas asociados con el PTSD se enuncia la eficacia del cuadro conocido como flashbacks, o sea revivir el suceso de manera variada, junto con una hiperexcitación del sistema nervioso central y la tendencia a evitar el recuerdo de hechos y situaciones  asociadas con la situación traumática(lo que puede conducir a crear zonas  “oscuras o aisladas” en los procesos psíquicos).

Algunos aspectos acerca del psiquismo materno

La catástrofe psíquica reside  en sobrellevar el crecer muriendo de  ese ser vivo, como un proceso que se desenvuelve dentro de ella asociado al progresivo deterioro de la capacidad de humanizarse que padece ese feto, al que, sin embargo, ella humanizó  si lo invistió como su hijo. Mantener esa situación conduce a posicionarla como transporte de lo siniestro , alimentando a través de su metabolismo (con su propio cuerpo) a ese ser convertido en un pasajero que transporta el horror de su destrucción en  la identidad original de ser que sería filiado como hijo. Ya sea que la madre decida solicitar la interrupción de la gravidez o continuar con ella, el proceso psiquico que se instala incluye estos contenidos.

Esta experiencia traumática genera un colapso en el yo de la mujer quien queda a merced de  una paradoja en la cual  se enfrentan el deseo y el amor materno con el dolor de la muerte inevitable de un ser que no detiene la patologia in crescendo de su desarrollo y que al mismo tiempo ,por su sola existencia( a la que ella provee) ,irrumpe en  la vida familiar deteriorando el equilibrio de sus miembros.

La experiencia sugiere que para ella, ese existir biológico ha sido y es un hijo engendrado genética, social, psiquica y humanamente. La instancia definitoria resulta de su deseo de maternarlo como tal. Sabemos que, más allá de la solemnidad y de la persistencia de las definiciones del Derecho Romano, la filiación remite al deseo.(Giberti E.1999).

Este es el punto de inflexion que queda opacado  al no evaluarse la dimensión psiquica de su trauma ya que cuando elige prescindir de lo que previamente engendró como hijo, solicitando un parto prematuro, esa mujer además, debe renegar de su capacidad maternante, desestimandola.Renegación y desestimación constituyen mecanismos de defensa  psicopatológicos con diversos niveles de gravedad, asociados con el registro, por parte de la mujer, que ese ser solo  mantiene con ella una relación fisiológico-sensorial,  que la convierte en el soporte ortopédico de un ser vivo que no eligió engendrar.Los contenidos de su psiquismo, sus composiciones imaginarias y simbólicas quedan enlazadas con los movimientos fetales del ser anencefálico, incorporándose en el proceso de subjetivación maternante. Esta mujer-madre  ingresa en el trance de inscribir a ese ser en los registros del horror que constituye la antitesis del vinculo madre-hijo.

Además de la complejidad del cuadro y del sufriento de la familia,la mujer  se encuentran con la ingerencia de un discurso jurídico persecutorio   y con el encogimiento  de médicos que temen ser adjetivados como destructores de una vida humana. En aquellos historiales protagonizados por mujeres que deciden continuar con el embarazo encontramos argumentos autoconsoladores que son descriptos por Singer(1997), autor cuyas conclusiones suelen ser cuestionables.No obstante en este aporte abre unespecio reflexivo importante .

Sintesis de un análisis epistemológico posible

En este punto cabe avanzar en el analisis epistemológico que evidencie la confusión entre categorias por parte de quienes se niegan a autorizar la interrupcion del embarazo Dichas categorías se confunden al transformar en equivalentes las  normas y pautas  reguladas por las religiones  con las normas legales que reclaman un cumplimiento  forzozo.

A partir de la lectura de las sentencias opuestas a la interrupción del embarazo y también de las declaraciones de los jueces a los medios de comunicación, puede conjeturarse que quienes deben intervenir  legislando y abarcando la diferencia que se les impone ante un ser anencefalico, desembocan en una generalización que mezcla abortos(Código Penal Argentino, articulo 86), abortos terapéuticos y derecho a la vida de los seres humanos

Las sentencias que no autorizan un parto prematuro comparten la que Fletcher (1973) denominó falacia vitalista a la cual caracteriza como una conducta idolátrica en tanto y cuanto  conduce a jurar fidelidad a la existencia biológica y no a los valores y características  humanas. Las argumentaciones que apelan a la santidad de la vida-que forman parte de los recursos teológicos- no distinguen entre sacralidad (calidad de sagrado) de la vida humana, diferente de la supuesta santidad  de la misma que es el efecto del estilo de vida que elige cada sujeto.

La decision que impide autorizar la interrupcion del embarazo desconoce y rechaza los diagnósticos psicológicos  que operan a partir de supuestos fundados por todas las teorías del trauma psiquico. Por lo tanto se interviene judicialmente a partir de un deficit informativo doblemente grave ya que los aportes de los psicólogos se incluyen en cada historia llevada ante el tribunal interviniente.Se decide   no autorizar la interrupcion del embarazo cuando en dicha decisión existe un faltante que es el reconocimiento de una argumentación psicológica destinada a evaluar el estado del psiquismo materno, las características de la situacion y del entorno  que incluye a los miembros de la familia(padre y otros hijos) La argumentacion fundamentada que impida generalizar de manera abusiva, asociando  esta interrupcion de embarazo  con aborto o con “riesgo de lesion para un feto que carece de posibilidades de defensa”. Es decir, estamos ante un obstaculo epistemológico en la fundamentación que se utiliza para la aplicación de la justicia al incorporar un discurso juridico sostenido por extensiones ilícitas, desde una categoria ontológica (la Biología) hacia otra categoria ontológica(la Axiologia) O sea,  desde la categoria constituida por  la Biologia teniendo en cuenta el estatuto biologico del feto,mas alla de su consideracion como  un ser engendrado por dos seres humanos hacia otra categoria , la Axiología, desde la cual fundamentan el derecho de su permanencia  in utero  hasta la parición y el nacimiento. O sea, se trata de ideologías- en el sentido crítico de las mismas-y no de fundamentación bioéticamente  avalada.(Giberti E. 1982)   

Se trata de un deslizamiento ideológico grave ya que por una parte, la simbiosis placentaria con la mujer que lo engendró  y por otra parte la relacion  entre su deseo de hijo   y la que se instituye como muerte de la filiación , no generan una unidad, sino que parten de la diferencia entre dos seres vivos. (Para que haya simbiosis se comienza por distinguir una diferencia entre ambos). Entonces, al  impedir el nacimiento prematuro del ser anencefalico, argumentando su derecho humano a la vida, se unifica al ser anencefalico con la mujer que lo engendró como si constituyeran una unidad, extendiendo ilícitamente los derechos de la persona- madre al feto anecefalico. Como si la simbiosis biofisiológica y  la simbiosis formada por el deseo de hijo y la presencia del ser anencefalico autorizara , por transposición y extensión de la madre , incorporar a un ser anencefalico en la orbita de los derechos humanos antagonicamente a los derechos de la madre. Lo que constituye una extensión ilícita.

La decisión acerca del destino del anencefálico  corresponde a la mujer que lo lleva en su vientre(sin que tal derecho excluya el diálogo con el varón coresponsable del engendramiento). Si se otorga prioridad a la sobrevida del feto anencefálico,la mujer queda posicionada como el recipiente que contiene el desarrollo de un hijo contribuyendo  con su fisiología.El modelo fue explicitado por el dios Apolo quien, en Las Euménides de Esquilo fundamenta la absolución de Orestes  decidido a matar a su madre, afirmando.”Una madre no genera a quien se dice su hijo;solamente nutre el germen que le ha sido sembrado”.

Frente a intervenciones judiciales que impiden un parto prematuro colapsa la condición de sujeto-mujer con derecho a su autonomía y a su salud;  se trata del nivel general de los derechos humanos y en particular de los derechos reproductivos.La transgresión de los mismos transforma el maternar en el cobijo obligatorio de una catástrofe biológica.Los derechos humanos de una persona,la madre, no son equiparables al respeto humano que nos corresponde crear para nuestras practicas hacia el ser anecefalico.

Mazzini(2001) aporta un criterio esclarecedor:”No hace falta descalificar al feto anencefálico como,persona para justificar la interrupción del embarazo. Basta con reconocer el conflicto de intereses y decidir bien cuál es el que hay que priorizar.”

BIBLOGRAFIA

Fletcher  V.: RESPONSABILIDAD MORAL: Ariel: Barcelona

Freud S.(1981): Lo Ominoso, en OBRAS COMPLETAS , Tomo XVII, Amorrortu; Bs.As.

Giberti E.(1982): Maternidad e ideologia obstétrica, en TEMARIO PSICOPATOLOGICO, Año 4 , Nº 18. Tambien en Parto sin dolor, un poder que perdemos,(1992) en LAS MUJERES EN LA IMAGINACION COLECTIVA, compilación  A.Fernandez, Paidos. Bs. As.

_________ (1985 ):Prólogo al libro DUELO POR UN NIÑO QUE MUERE ANTES DE NACER, Compilacion D.Defey,Diaz Rosello; Centro de Perinatologia y Desarrollo Humano;  OPS ; OMS ;Ed. Roca Viva.Montevideo.

__________ (1999 a): Introduccion al estudio de la víctima, en REVISTA ARGENTINA DE  VICTIMOLOGIA, Nº 18. Córboba.

__________ (1999 b):Filiación y restitución, un enigma para hijos de desaparecidos, en NUEVOS ENIGMAS EN ADOPCION , Compilacion M. VUL; Sudamericana

Manzini J.L (1995-1996-2001) : APORTES PARA UNA DISCUSIÓN BIOETICA ACERCA DE LA INTERRUPCIÓN DE EMBARAZO ANENCEFÁLICO http://www.aabioetica.org/m2.htm. Editado en las Actas de las VII Jornadas Argentinas de Bioética(2001)

Singer P.(1997):  REPENSAR LA VIDA Y LA MUERTE; Paidos,Barcelona

 

Notas

*Este trabajo sintetiza el texto editado en la Revista DERECHO DE FAMILIA , Nº 21, año 2002 , Bs.As. El original se prsento en el panel Bioetica y embarazos no viables.Anencefalia,en las VII Jornadas Argentinas de Bioética(Asociación Argentina de Bioética).Univ.Nac.de Rosario.2001

(0) Freud se refiere a las distintas acepciones de la palabra heimlich (familiar)y de su opuesto y opositor  unheimlich (lo que deja de ser familiar). Heimlich se utiliza  para  explicitar tanto lo familiar, íntimo,cuanto  aquello que es clandestino, y está  oculto, escondido.Unheimlich, aquello que provoca horror y angustia, Freud  utiliza una cita de Schelling en la cual este autor  dice que unheimlich es aquello que no obstante estar destinado a permanecer en secreto, en lo oculto, ha salido a la luz. Es la coincidencia medianmte la cual lo heimlich deviene unheimlich, cuando  algo del orden de lo oculto, se revela, se muestra produciendo horror.

 

.                            adnlinea.gif (9163 bytes)